«En el maravilloso mundo de la terapia floral, cada nueva alma que se une a nuestro camino es una flor única que embellece nuestro jardín de sanación. Hoy, con gran alegría y gratitud, damos la bienvenida a María Eugenia, una estudiante apasionada y comprometida con el arte de sanar a través de las esencias florales.

María Eugenia, tu llegada es como el brote fresco de una flor, prometiendo crecimiento, belleza y renovación. Tu dedicación y amor por esta práctica nos inspiran y nos recuerdan la importancia de cultivar la esperanza, el bienestar y la conexión con la naturaleza.

En cada pétalo de tu aprendizaje, encontrarás el poder y la sabiduría de las flores, guiándote en tu viaje de transformación y curación. Que esta nueva etapa sea un camino de descubrimiento, amor y luz para ti y para todos aquellos a quienes tocarás con tus manos llenas de esencia floral.

Bienvenida, María Eugenia, a este hermoso viaje de flores, emociones y sanación.»